No Alarms and No Surprises

10 Aug

Algún día voy a empezar a hacer ejercicio. Algún día voy a empezar a ser ordenada. Algún día voy a empezar a ahorrar. Algún día voy a dejar de comer porquerías. Todos los días me digo “hoy será ese día”, pero nunca lo es. Lo único que he logrado es dejar de fumar y ya ni me acuerdo por qué fue.

Mi vida está llena de esas cosas que quiero hacer y hay varias categorías: lo que quiero hacer y es sacrificio, lo que quiero hacer y es liberador, lo que quiero hacer y soy muy pobre para hacerlo. En la categoría de liberador está el salir corriendo que cada tanto me da. Me suelo decir: algún día voy a salir corriendo y me voy a vivir a una isla. Mucha imbécil yo. Claro que no me voy a ir a una isla. Eso no es racional. Pero venga, liberador sí sería. ¿Uno por qué no nació en cuna de oro? Si hubiera nacido en cuna de oro ya la habría vendido para pagar la deuda e irme a vivir al Caribe o al Mediterráneo. Lo que me ata a esta ciudad son las deudas y el tener que ser productiva, lo que yo quiero en realidad es una vida sencilla. No necesito excentricidades, a excepción de un enano mayordomo o mono mayordomo. Es que yo soy muy básica y algunos dirían que hasta aburrida, aunque como le dije a una amiga recientemente: “aburrida no soy, soy muy divertida. Soy tan divertida que no necesito salir de juerga para estar contenta”. Lo que pasa es que me divierto sola y barato. Mientras tenga mi Kindle con muchos libros, internet y temporadas de buenas series de tv, puedo sobrevivir. Y comida. Esas cosas no son tan caras y en mis momentos de hoyo financiero lo he podido comprobar.

Algún día me iré de la gran ciudad a la que no necesito porque  soy muy huraña y me la quiero pasar en mi casa quieta sin que nadie me moleste. No quiero el ruido y no quiero a la gente. No quiero mezclarme y socializar cada viernes. Quiero irme a una isla. Algún día me iré a una isla con los gatos. Algún día cuando haya pagado Icetex, haya trabajado harto y haya ahorrado para no depender del fondo de pensiones. Algún día, después de que haya tenido hijos, los haya criado y haya hecho esas otras cosas de las listas de cosas por hacer. Algún día voy a vivir mi vida No Alarms And No Surprises. 

De los tatuajes que tengo, este es el que mi mamá más odia, pero es el que más quiero. Es sobre eso. sobre la vida que quiero.

2 Responses to “No Alarms and No Surprises”

  1. liliblackmamba August 10, 2011 at 18:19 #

    Esa es una de las fotos que yo más quiero, por la misma razón. Y porque me encanta esa foto, la verdad.

  2. Carolina August 11, 2011 at 08:23 #

    Es un muy buen post, me gusto lo del enano mayordomo jejejeje. Y yo soy igual de basica, no me gusta la gente, las multitudes ni la rumba, soy feliz en mi casita despues q tenga TV, internet, comida y algo bueno (y con letra grande) para leer. Un abrazo!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: