Pornomisera Flow Machine y la venta de desgracias ajenas

15 Sep

Una vez una organización agarró un montón de niños pobres de Cartagena y los puso a hacer música para luego vender lástima con la excusa de ayudar a una fundación. Los niños hicieron un grupo de reguetón o champeta, no sé, y la gerente de marca, una elegante señora le pidió a una agencia de publicidad que le pusiera el nombre al grupo. Ese trabajo me lo encargaron a mí, este ser de luz, empatía y amor. Yo quería que el grupo se llamara Pornomiseria Flow Machine. Era un nombre que reflejaba muy bien lo que quería hacer la organización (pornomiseria) y por otro lado le daba el toque reguetonero que seguramente los pequeñuelos querían proyectar (flow machine). El nombre no pasó ni del área ejecutiva, pero a mí siempre me quedó sonando y algún día cuando tenga mi grupo de niños reguetoneros le pondré así. Daré shows con ellos y los explotaré en nombre de una buena causa, como toda gran marca. A las marcas les gusta mucho eso y algo deben recibir porque no van a andar de altruistas porque sí. La buena imagen vende, así lo único que tengan que hacer para tener buena imagen sea hacer que una manada de inocentes se sientan culpables con una emotiva campaña y listo.

Y así venden. Venden miseria a través de la culpa como lo hizo Ecopetrol hace un tiempo cuando en su página nos decía cómo calcular nuestra huella de carbono para ver qué tanto daño le habíamos hecho a la pacha mama, después del cálculo a uno le decían que tenía que sembrar no sé cuántos árboles para resarcir el daño. Más de lo mismo: si usted no ayuda a este niño pobre se va a volver un criminal que lo va a atracar en el bus; si usted no siembra árboles será el causante del Apocalipsis; si usted no se remanga el pantalón los soldados mutilados van a sentirse solos y se van a suicidar por la falta de apoyo; si usted no compra hamburguesas en McDonald’s los haitianos no van a poder reconstruir su país. Es como vender culpa para quedar como responsables sociales sin tener que responsabilizarse realmente, por ejemplo: Ecopetrol, una empresa con una huella de carbono infinitamente superior a la mía ¿quiere que sea YO quien siembre árboles para redimirme? ayy tan bonitos en Ecopetrol. Hermosa iniciativa. Ya vengo, voy a sembrar árboles para que ellos paguen menos impuestos, qué mala he sido con la pacha mama.

Eso es lo que querían hacer con Pornomiseria Flow Machine. Y como que lo hicieron. No me acuerdo. Y la gente dijo que qué altruistas, que qué bondadosos. Compraron el cd y luego se olvidaron de los niños de Cartagena, pero ahora la organización dice que hizo una buena obra y el que compró el cd se sintió moralmente superior. Yo quiero ser así, pero la hipocresía no me da. ¿Qué hago? yo no soy un colombiano ejemplar ni me interesan los niños de Cartagena ni me interesa fingir que me importan para que me den cumplidos.

Así se vería Pornomiseria Flow Machine. Voy a hacerme un grupo así, pero de enanos.

One Response to “Pornomisera Flow Machine y la venta de desgracias ajenas”

  1. Diana September 16, 2011 at 10:19 #

    tan cierto, nos venden culpa y quieren que uno con donaciones les pague sus impuestos.
    pero así como las empresas hay gente que le encanta posar de bondadosa cuando solo se mueven por el interés de tomarse una foto y ser reconocido en una red social.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: