Archive | November, 2011

Delincuentes gladiadores: el pan y el circo que estoy esperando

8 Nov

Los almuerzos con compañeros de trabajo en la cafetería de la oficina son monótonos y rutinarios. Uno ve las noticias, habla de una que otra estupidez, comenta su fin de semana si es lunes, se queja de la ejecutiva de cuentas si es cualquier otro día y bla bla bla.

Algunos de esos rutinarios almuerzos son productivos y en uno de ellos encontramos la solución al problema criminal y a las cárceles atestadas. Es una solución rentable y autosostenible como un buen negocio y le va a quitar la carga al ciudadano de estar pagando impuestos para dar techo y comida a los criminales de la ciudad.

La cosa sería más o menos así: supongamos que por la caracas a usted le roban el iPod. Supongamos que atrapan al ladrón. Supongamos que como atrapan a su ladrón atrapan miles más. Todas esas lacras tienen dos posibles destinos: quedan libres o, si son lo suficientemente delincuentes, van a dar la cárcel. Con la opción uno son un peligro y con la dos son un gasto, por lo que se propone que se les encierre en un refugio (el lugar donde operará el negocio) donde se pondrán a la venta para ser entrenados como gallos de pelea o Pokemones. De esta manera quien los compre será el encargado de su manutención y tendrá la estricta vigilancia de la empresa que los vende para asegurar que no va a liberar al criminal en un campo como lo haría con un hámster moribundo o un caballo cojo. Por otro lado el coliseo el Campín podrá adecuarse para proporcionar algo más divertido que el fútbol y sería ver las peleas de delincuentes. Se pueden crear todo tipo de modalidades, las peleas individuales y las luchas a muerte en grupo son solo dos opciones con las que las mentes creativas no se quedarán.

Esta idea de negocio y justica traerá prosperidad por muchos frentes empezando porque las personas libres de impuestos para sostener delincuentes podrán gastar su dinero en los bienes o servicios que más los satisfagan. También se abriría camino para el emprendedor que quiera innovar con una especie de comida para los criminales de pelea y no olvidemos a los gallos y toros inocentes que podrán verse beneficiados, ya que las personas que gustan de los sangrientos espectáculos podrán ir a ver criminales, que sí lo merecen, matándose a cuchillo en lugar de un pobre toro apuñalado o un par de gallos picoteándose.

Ese día supe que los almuerzos en la oficina pueden ser entretenidos. La clave está en hablar de lo irreal porque para lo real se tiene el resto del día.

Los entrenadores de criminales no tendrán que recolectar 150 o más para ser maestros pokemon