Muy Bridezilla y poco wedding planner

15 Aug

Como ya lo he anunciado unas 1.578 veces por acá y en twitter, me voy a casar. Como buena Bridezilla, ya escogí mi vestido y zapatos. Y como mala wedding planner no tengo nada más.

Estoy a 4 meses de mi matrimonio y no tengo nada. Hicimos una lista hace unos meses y luego no la tocamos más. Cambiamos el presupuesto y nos decidimos por algo más modesto y más cercano y aún así seguimos sin hacer nada. Hay que actualizar la lista, mochar cabezas de invitados, re evaluar el presupuesto, ir a que me tomen las medidas del vestido, pero es que salir a eso y sola me da mucha pereza y jartera. Yo no quiero que nadie extraño se meta en mi matrimonio y quiero tener las cosas hechas por mí, pero mágicamente no quiero hacer nada. Quiero que con pensar las cosas ellas se materialicen.

¿Qué tengo y qué sé? sé, por ejemplo, que mis tías no van a ir porque son unas mujeres muy groseras a las que ni tarjeta de participación pienso enviar. Sé cuál es la canción de entrada. Sé que será una ceremonia civil. Sé que a los invitados les daremos pasabocas, coctel y postre y no más. Sé que el que se quiera emborrachar lo hará por su cuenta y con su dinero porque no pienso costear borracheras ajenas. También sé cuál será nuestro primer baile como marido y mujer. Tengo flashes de cosas en mi cabeza, pero no más. Y miedo. Tengo miedo.

El miedo es porque de repente me siento adulta y teniendo que planear cada vez más cosas de adulto y que, aunque llevaba ya años viviendo sola, estas cosas de formar una familia en serio son muy grandes y yo me siento tan chiquita. Ver que mis papás han resuelto todo por su cuenta durante años no ayuda, porque siento que jamás podré ser como ellos que tienen todo bajo control. Yo no tengo nada bajo control, ni mi cerebro, porque para eso está la fluoxetina.

Entonces me toca ver las cosas que he logrado y que he podido organizar. Me toca ver que los gatos no se me han muerto y son saludables, que hago mercado y cocino y tampoco me he muerto yo. Que ya vivo con Nicolás y todo ha sido maravilloso a su lado. Me toca ver esas cosas pequeñas que he podido mantener en medio de mi desorden y no contar las plantas que se me murieron o las deudas que me demoré en pagar porque ahí sí me desanimo. Me toca ver mi casa y mi vida y pensar que a pesar de que tengo más juguetes que los adultos de cuando yo era niña, es una vida organizada y real. Sostenible. Eso: sostenible. Las cosas se sostienen a pesar de mi inestabilidad y eso quiere decir que de pronto no soy tan inestable como me creo.

Lo que tengo que hacer es meterle mano a esto del matrimonio y organizarlo rápido y que las cosas salgan como tengan que salir. Más les vale a los invitados divertirse porque si no lo hacen me sentiré muy triste y serán los culpables de que el psiquiatra tenga que medicarme (más). Si lo invito, por favor diviértase y sea feliz para que yo no quede con traumas después del gran día.

Más o menos así creo que me veré en mi marcha nupcial.

3 Responses to “Muy Bridezilla y poco wedding planner”

  1. nomeacuerdo August 15, 2012 at 20:46 #

    Es raro ver mi nombre ahí. Jajaja

    • Agnes August 15, 2012 at 22:41 #

      Qué querés que escriba? lechuza?

  2. Vmutis October 11, 2012 at 16:14 #

    Me siento tan plenamente identificada en varios párrafos. Excelente!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: